Eres un gran padre aunque ni siquiera lo sabes

Son las 2 de la mañana. Su bebé recién nacido está llorando y parece que no puede consolarlo de ninguna manera. Estás cansado, exhausto y estás a punto de alcanzar tu punto de quiebre. Todos estos pensamientos negativos corren por tu cabeza. “Eres un padre terrible”, “Algo está mal con el bebé.”, y por supuesto,”No estás haciendo nada de esto bien”.

Todos los padres han estado en esta situación, especialmente los nuevos padres. La paternidad presenta todo tipo de desafíos que nunca pensarías que tendrías que enfrentar. Con todos estos desafíos, puede ser difícil ver que está haciendo algo bien, especialmente cuando se trata de un niño que grita.

Ser padre es sin duda una de las cosas más difíciles que la mayoría de la gente hará en sus vidas, pero es muy gratificante. Y está haciendo un gran trabajo, aunque no siempre lo piense así, y aquí hay algunas cosas que puede hacer o sentir que demuestran que usted es un buen padre. Publicidad

Estás estresado por todo.

Y eso es porque te importa muchísimo. Si no te importara, probablemente no te estresarías.

Te haces cargo.

Esto no te hace demasiado mandón, ni demasiado estricto, te convierte en un padre bueno y responsable. Los niños deben tener límites, y si no tomas las riendas, entonces les estás haciendo una injusticia.

Le das responsabilidad a tus hijos.

Los niños necesitan tener algún tipo de responsabilidad, especialmente cuando son más pequeños. Necesitan aprender que no siempre pueden confiar en alguien para todo. Publicidad

Dejas que se hagan cargo de las actividades.

Dando a los niños la oportunidad de elegir el juego y hacer las reglas de vez en cuando. Hace que los niños se sientan bien poder ser líderes, y eso se queda con ellos.

Tu das un buen ejemplo.

Los niños absorben cosas como si fueran esponjas. Todo lo que haces, o dices a su alrededor, lo asimilan. Ser respetuoso con las personas es un ejemplo clave. Si sus hijos lo ven mostrando una falta de respeto hacia alguien que puede haberlo molestado en el tráfico, dirá que está bien que ellos también actúen así..

No menosprecias las decisiones parentales de tu pareja.

Ustedes dos son un equipo, y si van a espaldas de las decisiones que toman con respecto a sus hijos, solo les dice que ciertas reglas no se aplican, y que es posible que no tengan que escucharlas. Publicidad

Sabes cómo admitir cuando estás equivocado con tus hijos.

Si le dice a sus hijos que necesitan hacer algo “porque tu lo dijiste”, y luego te das cuenta de que eso no era tan bueno en ese momento, no te convierte en un mal padre. Todos cometen errores, y al admitir que te equivocaste con tus hijos, les enseña exactamente eso.

Dejas que tus hijos lloren hasta quedarse dormidos como un bebé.

Esto no te hace una mala persona en absoluto. En realidad, ayuda a sus hijos a aprender a calmarse y a quedarse dormidos, sin tener que depender de usted para hacerlo. También les ayudará a dormir más, especialmente cuando son bebés que tienen problemas para dormir durante la noche..

Te gusta pasar un rato a solas.

Esto es perfectamente normal para un padre. Los niños pueden ser súper abrumadores, especialmente cuando son pequeños. Permítales pasar un tiempo en casa de las abuelas, o déjelos con su pareja y salgan solos o con amigos de vez en cuando. Necesita ese descanso para sentirse mejor y ser el mejor padre que pueda ser. Publicidad

Crédito de la foto destacada: https://pixabay.com/en/users/White77-185772/ a través de pixabay.com