Tu historia es una inspiración, siéntete orgulloso de ella

Tu piel no es papel, no la cortes. Tu cara no es una máscara, no la escondas. Tu tamaño no es un libro, no lo juzgues. Tu vida no es una película, no la termines. Tu historia es una inspiración, siéntete orgulloso de ella.

1. Nunca te desprecies a ti mismo.

Eres genial y capaz de lograr grandes cosas, así que cree en ti mismo. Cuando las cosas van mal nunca dejes de creer. Algunas chicas se deprimen, se culpan y pierden la autoestima. Todo tipo de problemas puede seguir.

Consejos para una hija adolescente: cosas que nunca debes hacer